Termografía

La termografía Infrarroja es una técnica que permite determinar temperaturas a distancia y sin necesidad de contacto físico con el objeto a estudiar. La termografía permite captar la radiación infrarroja del espectro electromagnético, utilizando cámaras térmicas o de termovisión.

Todos los cuerpos emiten radiación infrarroja, pues todos los cuerpos están por encima del cero absoluto (0 K), por tanto las aplicaciones de esta técnica son innumerables. Además, el uso de la termografía infrarroja presenta 4 grandes ventajas:

Ventajas de la termografía infrarroja

  • Son medidas en tiempo real: Con la termografía infrarroja, medimos mientras visualizamos el objeto en la pantalla y si el objeto cambia de temperatura, la cámara lo va a detectar de inmediato.
  • Medimos sin contacto directo con el objeto: Es una técnica no invasiva (END), no manipulamos ni tocamos el objeto y trabajamos a distancia.
  • Es bidimensional: al ser una imagen, cada pixel de la imagen contiene información de la temperatura medida y podremos medir en diferentes puntos a la vez.
  • Es multidisciplinar: las imágenes no sólo nos dan información de la temperatura de los objetos, también nos muestran patrones térmicos y tendencias que incluso hacen que en muchos casos, la temperatura sea lo menos importante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *